fbpx
Qué materiales se usan para fabricar troqueles

¿Qué materiales se usan para fabricar troqueles?

Fabricar troqueles no es una tarea sencilla para ninguna industria. De hecho, el proceso de troquelado podría definirse como un proceso mecánico que es fundamental en las diferentes industrias de embalaje y de empresas de publicidad.

Este es uno de los procedimientos más importantes de diversas empresas para hacer cortes, pegar, o hacer determinadas formas en materiales como metal, cartón o plástico. Por esta razón, te explicamos qué materiales se usan para fabricar troqueles

¿En qué consiste la fabricación de estos elementos?

Los troqueles tienen la facultad de adaptarse a la forma que queremos crear para una superficie determinada. Ahora, al hablar de la matriz de corte, que es la parte donde se coloca el troquel, mientras que este es impulsado por una prensa.

Los troqueles funcionan a través de un mecanismo que le brinda una fuerza extraordinaria, este “golpe seco” es el que produce un corte limpio en el material y le da la forma que estamos buscando.

Para trabajar de mejor manera el troquelado y su capacidad para transformarse, se requiere de una comprensión absoluta del mecanismo y del material que se quiere cortar. También es necesario conocer los elementos que componen el troquel.

Principales materiales que se utilizan para fabricar troqueles

El proceso de troquelado cuenta con características muy puntuales. Por lo tanto, los materiales y herramientas tienen demandas importantes que pueden ir desde variaciones de tensión o cambios bruscos de temperatura. Por lo que se deben utilizar materiales de alta resistencia y, por lo tanto, deben ser fáciles de mecanizar porque los acabados y las tolerancias son difíciles de lograr.

Materiales más utilizados para este proceso de acabado

Lo primero que tenemos que considerar en este tema es que el principal aliado del troquelado es el acero; sin embargo, existen diversas aleaciones y tipos que son más adecuados para este proceso.

  • Acero de tipo A36: Este es el acero más utilizado para fabricar troqueles. Tiene una excelente maquinabilidad, soldabilidad y resistencia. La dureza es de aproximadamente 120 HB. Otra ventaja del A36 es su distribución de mercado que es casi universal y su precio es extremadamente competitivo.
  • Ácero 1045: Este tipo de acero rara vez se utiliza para el proceso de troquelado. Como características principales ofrece una mayor resistencia y dureza que el de tipo A36, pero menor ductilidad y tenacidad. Es un acero mecanizable que, gracias a su composición química, presenta una resistencia mecánica más uniforme.
  • Acero 4140 T: Un acero que puede ser el indicado si el porta troquel y troquel van a realizarse en ambientes con temperaturas muy elevadas. Además, esta aleación es sumamente sencilla de soldar y maquinar.
  • Aluminio 6061: El aluminio tiene ciertas ventajas que pueden ser de bastante utilidad para el troquelado. De hecho, este material tiene un tercio de la densidad del acero, por lo que es adecuado para porta troquel y conjuntos que necesitan operar a velocidades muy altas; además ayuda a reducir la inercia de los componentes. Otra ventaja del aluminio es su capacidad para absorber impactos, lo que lo hace ideal para operaciones que necesiten de blanking.

¡Acércate a la AMMMT y analiza los beneficios que afiliarte con nosotros puede tener en tu empresa! Forma parte de una gran cadena de valor y crece junto con el sector en calidad, innovación y tendencias. Conoce nuestros servicios y más consejos en este sitio web.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.